Hace un tiempo algunas lectoras me escribieron bastante ansiosas o dubitativas en relación a como iba ser la adaptación de sus hijos. Las que somos primerizas nos cuesta más y nos da un poquito más de miedito elegir si mandar al jardín o no, imaginen las que decidimos que si…¿qué vamos a pensar sobre como será la experiencia de la adaptación?

Decidiste que tu hijo/a arranque jardín, sala de 18, 2 o 3 años? Bueno hoy les voy a contar como fue nuestra experiencia. Como ustedes saben, Oli empezó jardín desde los 8 meses, si bien ya conocen que soy pro total a que vayan, en mi caso volvía a trabajar y no tenia con quien dejarla. Por suerte organicé de volver una semanita después de que empezara el jardín, lo que me dio tiempo de estar con ella y hacer la adaptación.

Como era muy bebé, fue bastante fácil, se acostumbró y mi sobrino iba en la misma salita así que tenia una cara conocida. Al principio empezamos jugando, y de a poco iba saliendo 10 minutos, 15, si lloraba volvía. Por suerte Oli se adaptó super bien! Arrancó apenas gateando y se fue caminando a fin de año.

El año pasado empezamos salita de 18 meses, en el colegio que posiblemente sea su primaria. Oli es la más grande de la sala, y ya había pasado por una experiencia previa, con lo cual se notó la facilidad de adaptarse en relación a otros compañeros.

La verdad es que estaba bastante relajada con el tema y todo el tiempo les hice caso a las maestras confiando cuando me decian que me tenia que quedar por las dudas, como también que me vaya cuando creían que no me iban a necesitar.

Cada experiencia es diferente y lo importante a mi parecer es confiar en el trabajo de las profesionales, ya sean las maestras, psipedagogas o direccion de la escuela. Nosotras somos madres asustadas, no acostumbradas a estar lejos de nuestros hijos y mucho menos dejarlos con un ” extraño”.

Les comparto algunas recomendaciones si es la primera vez que tienen una adaptación para que lo puedan pasar de la mejor forma posible. 

  • No dudes. Si ya tomaste la decisión de mandarlo al jardín no te tires abajo si hiciste bien o mal. Por algo lo decidiste, tendrás tus motivos, razones y a veces lo emocional juega un poco más fuerte que lo racional. Así que tranquila va estar todo bien.
  • Contale a las maestras como es tu hijo, que le gusta que no. Que cosas le dan miedo, que lo divierte. Con esa info van a poder trabajar re bien para integrarlo y de a poco ir ganando su confianza.
  • No te asustes si lo ves llorar. Es normal que las primeras semanas pase eso, no significa que sea algo malo, es parte del proceso de adaptación. Hay que tener constancia y paciencia.
  • ¿No te gustó algo que viste de la actitud o accionar de la maestra? Hablalo. Evitá comentar con otras mamás de la sala lo que hizo y dejo de hacer. Eso solo genera mala vibra y mala onda. Innecesarias. Todo es conversable y si sentís que no lo es o que en la escuela no te dan lugar, te diría que consideres cambiarlo a otra que te guste más.
  • No esperes que tu hijo se adapte igual que todos, o al revés. Oli fue de las primeras, y tuve que quedarme varias veces haciendo el aguante a otras mamás o mismo escuchar comentarios” Te podes ir vos ya”. O sos re ” relajada!!!! Yo no aguantooooo”. En fin… cada chico tiene sus tiempos, crianzas. No todos dejan el chupete o pañales al mismo tiempo, no?Bueno esto es igual.
  • Algunos meses o semanas antes de que empiece el jardín, contale, explicale de que se trata siempre en positivo contando que va ser una experiencia re linda, que va jugar conocer nuevos amigos etc…
  • Involucrate con los personajes, canciones y actividades que vayan haciendo. Así podes hablar con ellos de ese tema siempre con nuestra ” voz de mamá” ” Enserio, fue el osito maravilloso a jugar con ustedes? Que bueno!!!! “.

Creo que con esto van a andar bien. Tranquilas que todo va estar bien y es hermoso la experiencia que van a vivir.Lo sé porque mi hija vuelve feliz todos los días!

¿ Las invito a que dejen sus comentarios como les fue con la experiencia de adaptación con sus hijos?

1 Comentarios
  • Que bueno! Joaco va desde los seis meses. Pero este año cambiamos de jardín (a uno que ya es colegio) y con dos años y medio la adaptación no fue tan fácil. Pero explicarle y hablrle me resulto mucho.

    Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *