Con el otoño e invierno empieza a aparecer casos de bronquiolitis, hace poco na seguidora me contó que tu beba la pasó supér mal por este tema.

Seguro alguna vez escuchaste sobre esto, ya sea porque tu hijo lo vivió, o porque algún amiguito o conocido lo tuvo. Sin intención de alarmar y si, prevenir y concientizar como intento con todos mis posts sobre salud, hoy les quiero contar de qué se trata está enfermedad ya que es sumamente contagiosa.

Espero que les sea útil la información ! Pueden escribirme a [email protected] si les gustaría que escriba o comparta información sobre alguna temática en especial!

¿Qué es la bronquiolitis?

Es una enfermedad bastante común y algunas veces grave, que expresa una inflamación aguda de las vías aéreas inferiores (bronquiolos). Afecta principalmente a los más pequeños, en especial a los bebés menores de 6 meses, y es más frecuente en los meses fríos (otoño e invierno). Es una causa frecuente de hospitalización de niños menores de un año durante el invierno y comienzos de la primavera.

¿Cuáles son sus causas?

La causa más frecuente de la bronquiolitis es el virus sincicial respiratorio (VSR). Más de la mitad de los bebés están expuestos a este virus en su primer año de vida. Otros virus que pueden causar la bronquiolitis pueden ser: Adenovirus, Influenza y Parainfluenza.

¿Cómo se contagia? 

El virus se transmite de una persona a otra por el contacto directo con las manos contaminadas con secreciones nasales o a través de gotitas aerotransportadas generadas al toser o estornudar, por aquellos que presentan la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas? 

La bronquiolitis suele comenzar como un resfrío. Luego de dos o tres días de ese cuadro, algunos niños pueden tener pocos síntomas o síntomas menores y otros desarrollar más problemas respiratorios, como sibilancias (ruido similar a un silbido en el pecho, al respirar) y tos.

El niño con bronquiolitis puede presentar alguno de los siguientes síntomas:

  • Tos
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Respiración  muy rápida (taquipnea)
  • Aleteo nasal o retracción de los músculos del tórax en un esfuerzo por respirar.
  • Cansancio.
  • Color azulado en la piel, las uñas o los labios debido a la falta de oxígeno (cianosis): en este caso necesita tratamiento urgente.

¿Cómo puede prevenirse? 

  •  Mantener la lactancia materna.
  •  No exponer a los niños al humo del cigarrillo.
  • Lavarles las manos a los niños con agua y jabón con frecuencia.
  • Mantener alejados a los bebés de aquellas personas que están resfriadas o tienen tos.
  • Si alguien en la familia tiene alguna  infección de las vías respiratorias, debe lavarse las manos con frecuencia, especialmente antes de manipular al niño.

Es importante que ante cualquiera de estos síntoma o algo no habitual en la respiración de tu hijo llames inmediatamente a un médico.

Fuente: Ministerio de Salud de La Nación
2 Comentarios
  • Mi hijo tiene 4 años y está con congestion
    nasal.mi beba tiene 3 meses y no puedo evitar que se le acerque.que hago ?

    • Hola Sandra,
      Lo ideal es que si tu hijo más grande está enfermo, no se le acerque tanto. Igual, es un poco inevitable…
      Si realmente tenes dudas o preguntas sobre is puede o no acercarse a tu bebé, consultalo con el pediatra!
      Igual congestión nasal, no es bronquiolitis… Lo importante es ue no tenga nada infeccioso o contagioso!

      Un beso!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *