Cuando una no es madre y escucha por ahí a alguna amiga, conocida o familiar que sin querer se le cayó el bebé de la cama, del sillón o del cochecito lo primero que una piensa es…. “ Pero ¿ Cómo puede ser que se le cayó? No lo mira…“ Si, desde afuera esos padres están locos, son negligentes pero hoy que sos madre, empezás a entender un poco más, no?

Cuando Oli tenía 6 meses, me acuerdo que la puse en la cama, dos segundos, apoyé mi mano sobre ella para que justamente no se caiga y me agaché para agarrar algo que se me había  caído al piso. Fueron dos segundos, literal, dos segundos. Miré, y estaba ella en el piso conmigo a los gritos y llorando. Mi mano seguía arriba de la cama, sosteniendo a ella o al menos eso creía… Escribirlo hoy me recuerda la sensación horrible que tuve en ese momento, me puse a llorar con ella, pidiéndole perdón, me decía a mi misma que no entendía cómo pasó, porque yo estaba segura que la estaba sosteniendo.

La verdad, aún no logro descifrarlo, como hizo y qué pasó. Al hablarlo con amigas, me dijeron que también les había pasado, por un lado pensé: ¿Qué nos pasa como padres que no estamos para agarrarlos cuando se caen? Por el otro, me tranquilizó saber que no era la única, me hizo sentir un poquito menos mala madre y que son cosas que pasan.

shutterstock_189240239

Desde que camina, sus golpes aumentaron pero por lo normal de querer explorar y ver que pasa. De correr, de tocar todo, agarrarse el dedo en el cajón después de haber escondido algún control remoto… hay tantas. Hay muchos accidentes que son inevitables y muchos otros que sí lo son. Como madres debemos estar atentas a ciertos puntos cuando suceden estos accidentes domésticos. Consulté con Dr. Guillermo Moscatelli (Médico Pediatra, Docente de la Universidad de Buenos Aires, Investigador de CONICET, Médico del Hospital de Niños “Ricardo Gutiérrez. MN:103068) quién esté siendo mi referente al momento de compartir mis posts sobre salud. Es importante recordar que entre los 5 y 6 meses los bebés ya empiezan a rolar, con lo cual no se los debe dejar solos ni un segundo en una superficie elevada sin contención.

Debajo encuentran a qué debemos prestarle especial atención ante caídas y golpes:

  • Lo primero es ver si fue un golpe en la cabeza. Caso si, ver si  perdió o no el conocimiento. Porque si no lo pierde es un traumatismo encéfalo craneano leve.
  • Debemos controlar a ver si están conectados, lúcidos, si no tienen vómitos.
  • Las primeras 6 hs se debe tenerlos bajo observación para que no presenten ningún tipo de síntoma diferente a lo habitual.
  • Caso haya corte, ver la profundidad del mismo. Higienizar bien la zona con agua y jabón o algún antiséptico.

Cuando hablamos de los hechos evitables también estamos hablando además de las caídas, las quemaduras e intoxicaciones. 

Algunos tips para preparar tu casa y disminuir la posibilidad de que ocurran:

  • Si tenés escaleras podes comprar una puerta con traba para que no pueda pasar o mejor dicho rodar por las escaleras.
  • Tapitas para los enchufes. Apenas tengas a tu bebé compralos y ponelos. Por más que no gatee, es mejor sacarse eso de encima cuanto antes. Lo comprás en cualquier ferretería.
  • Sacá todo lo que pueda ser tóxico o venenoso, como plantas, remedios,productos de limpieza, insecticidas entre otros.
  • Algo muy cotidiano es dejar los cargadores de celulares conectados. Es un peligro caso lo pongan en la boca mientras esté conectado.Cuando no lo estés usando desenchufalo y guardalo. (De paso ahorrás energía).
  • Guardá en un lugar fuera de su alcance los utensilios de cocina. Sobre todo los cuchillos, o los que son filosos.

La idea de este post, no es decir que está bien que se caigan de la cama,ni que es lo normal que pase  pero si compartirles que a mi me pasó y que tenemos que ser cuidadosas. No somos perfectas, somos madres y serlo significa hacer lo que esté a nuestro alcance para que nuestros hijos estén bien. Entre esas cosas, es preparar la casa para disminuir los riesgos y es por eso que les comparto mi experiencia para que vean que puede pasar, y ante una situación de esas no desesperarse, actuar con calma y prudencia. Recordá siempre hablar con tu pediatra lo más rápido posible caso tengas dudas en como proceder.

Espero que les sirva y caso si, podes compartirlo con otras mamás para que también estén atentas en cómo evitar y cómo proceder ante una situación inesperada en el hogar.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *