el lado B de tener hijos

Cuando te vas a tu casa con tu hijo o hija o en algunos casos con ambos… te pasan mil cosas por la cabeza, pero la verdad es que tus tiempos cambian, tus prioridades cambian, tus miedos e inseguridades cambian. Es normal… acabas de tener un bebé, que podemos esperar, no?

En mi caso recuerdo ponerme a llorar de la nada. Una mezcla de hormonas me hizo sentir un mix de sentimientos que realmente son inexplicables. Recuerdo mi marido viéndome llorar en el baño y acercándose me preguntaba:  Qué pasó!!!???? Porque lloras??? Y obviamente mi respuesta  siempre era: No seeeeeeeee!!!!!

Realmente no sabía… una locura! Psicológicamente debe haber un nombre para eso, pero como no soy psicóloga simplemente lo llamo “el llanto de la madre recién nacida”.

Apenas uno vuelve a  su casa, obviamente va variar de cómo es el núcleo familiar, de si tenes a alguien que te ayude, de si queres que alguien te ayude y si dejas que alguien te ayude.

Es habitual que apenas llegues a tu casa con tu hijo recién nacido, estés llena de energía! Si fuiste a cesárea posiblemente dure muy poco porque hay dolores y limitaciones muy diferentes a la de un parto natural. En mi caso tuve que usar una faja súper súper apretada para ayudar a que el útero vuelva a su lugar, ni un papelito podía agarrar del piso, ni que hablar de ordenar la casa.

Bueno… llegaste a tu casa se acabó la joda del sanatorio, no hay más enfermeras que te vayan a ayudar a cambiar el pañal, no más puericultoras que te ayuden a dar la teta, nadie más te trae el desayuno y la colación a camita… se acabó querida ahora ahí empieza todo, empieza el baile, y si sos primeriza como lo fui yo, los pasos cuestan pero a medida que pasan los meses salen bien, así que a no desesperarse.

Les comparto algunas reglas que a mí me funcionaron:

No te pelees con tu pareja

Es muy común que todos se quieren meter, todos te opinan y todos quieren hacerte sentir bien, pero a veces las opiniones pueden molestar sobre todo nosotras que estamos medias mareadas de hormonas y queremos hacer las cosas a nuestra manera. Los hombres no entienden lo que nos pasa ni por la cabeza ni por el cuerpo así que por más que intentes que el entienda no lo va hacer. Recordá que el va ser el backup para cuando no estés, entonces compartí con él las responsabilidades y tareas (si tu bebe toma mamadera, déjalo que él se la dé). Un bebé es obra de los dos, solamente que a nosotras nos toca un poco más de protagonismo pero él tiene tanto que ver como vos.

No te pelees con tu familia (menos con la de él).

Va a pasar que mucha gente te va querer visitar y conocer al bebé, manejá tus tiempos y ganas. No recibas visitas si no estás de ánimo esto incluye a la familia sobre todo los abuelos que quieren estar en todo el momento. Si no tenes ganas que estén, estas en todo tu derecho hasta que sientas que estás cómoda y más canchera con toda la novedad.

No te pongas mal al mirar tu panza

Lo primero que vas a hacer después de salir del sanatorio, es pararte enfrente a un espejo a mirarte como quedó tu panza. Posiblemente no esté igual que la última vez que te tomaste unas vacaciones en la playa. Entender y aceptar que tuviste un bebé, es la clave para no ponerte mal (ya que claramente está bien distinta a lo que era antes).

Ni se te ocurra mirar las modelos y actrices que acaban de parir

No es posible tener la panza chata a la semana de haber tenido un bebe, por mas buena genética que tengas no es real! Lo peor que podes hacer es intentar ser como eso, el cuerpo lleva su tiempo hasta que se acomoda, podés complementar con ejercicios, pero tene en cuenta que dietas extremas pueden perjudicar tu salud y la bebé sobre todo si estás amamantando

Disfruta de cada momento!

Seguro lo escuchaste varias veces, pero doy fe que es así. El tiempo vuela! Cuando aprendas a poner el pañal sin que te ensucie el acolchado de pis, ya pasó un mes.

La clave del disfrute es entender, aceptar y  creer que lo que pasó es algo mágico, que es difícil pero que es cuestión de tiempo hasta que puedas convivir con el cansancio, la rutina y que tu vida jamás volverá a ser lo que era.

Les comparto un vídeo que me encanta y que resume increíblemente 10 consejos para padres primerizos!

Obviamente cada una irá armando su librito a medida que pase el tiempo. Cada bebé es diferente, cada cuerpo también lo es y cada momento es único así que disfrutalo, vas a ver que a medida que vayan pasando los vas a extrañar!

Espero que les guste y compartan sus consejos para las futuras mamás!!

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *