Hace unos tres meses, Oli se despertó en el medio de la noche, gritando de manera  IN SO POR TA BLE! Con mi marido, nunca la habíamos visto gritar así, y  lo primero que pensas es que le duele la panza. Intentamos calmarla con la mamadera, no quería, chupete, no quería, agua tampoco. Entonces se me ocurrió pensar que quizás le estaba doliendo la garganta. Al cabo de un ratito, empezó a tener fiebre muy muy alta y la desesperación de no poder bajarla era inevitable.  Pero que podía ser que le causara tanto dolor y fiebre? HERPANGINA fue el diagnóstico. Nunca en mi vida habia escuchado eso, pero me sonaba a que algo de la garganta tenía que ver.

fiebre
Vía Pinterest

En palabras no tan complicadas, la Herpangina es una enfermedad viral, que consiste en llagas y úlceras en la garganta acompañada de mucha fiebre.

Es bastante común en la infancia y bastante molesta también, para los que la sufren y para nosotros los padres que no sabemos qué hacer !! Es super contagiosa esta enfermedad por lo cual, Oli se tuvo que quedar casi como una semana  en casa (Ojo que lo adultos también la podemos tener).

Para explicar un poquito mejor invité al Dr. Guillermo Moscatelli,Médico Pediatra, Docente de la Universidad de Buenos Aires, Investigador de CONICET y Médico del Hospital de Niños “Ricardo Gutiérrez”(Matricula 103068) para que me responda algunas preguntas en relación a esta enfermedad.

¿Qué es la HERPANGINA?

Es una enfermedad viral producida por una gran variedad de virus (enterovirus), siendo los más frecuentes los llamados Coxsackie A.

¿Cómo se contagia?

El contagio es por vía respiratoria, es decir, a través de la saliva (gotitas de flugge), la tos, los estornudos.

¿Cuáles son los síntomas?

La herpangina puede presentar las siguientes características en los niños: fiebre (temperatura mayor o igual a 38ºC), dolor de garganta, dolor al tragar, dolor de cabeza (cefalea), dolor muscular, vómitos, dolor abdominal. Las lesiones características son vesículas de 1 a 2 mm y úlceras que se van agrandando a los 2 a 3 días hasta tener 3 a 4 mm, rodeándose por anillos eritematosas (rojos) que varían en tamaño de hasta 10 mm. Las lesiones se observan en la garganta, paladar, y en ocasiones en la mucosa de la boca. Es probable que pierdan un poco de peso debido a que su estado genera que no se alimenten bien. Una vez recuperado el peso vuelve a la normalidad.

La mayoría de las veces se acompaña de un cuadro de catarro (resfrío común). En ocasiones puede acompañarse de conjuntivitis (por contagio de la mano al ojo).

¿Cuál es el tratamiento?

Lo más importante es llevar al niño al pediatra. El tratamiento consiste en aliviar los síntomas, ya que no hay ninguna medicación que elimine al virus del cuerpo (se autolimita). NO deben utilizarse antibióticos ya que se trata de una infección viral. Por lo tanto se indicará, siempre por orden médica, anti febriles, analgésicos, bebidas y comidas frías, restringir alimentos que irriten la mucosa (ejemplo: cítricos, sal).

¿Cuáles son las complicaciones?

La mayoría de los casos son leves y no tienen complicaciones. La fiebre dura generalmente 1-4 días, y la resolución de los síntomas se produce en 3-7 días.

¿Cómo se previene?

La primera línea de defensa es la higiene, como lavarse las manos, para prevenir la propagación fecal-oral y respiratoria dentro de las familias y las escuelas; evitar compartir utensilios y evitar beber de contenedores de otros niños. Otra medida importante es la desinfección de superficies contaminadas (mesadas, asientos de bebés o niños, etc).

Así que madres, estén atentas que esta enfermedad es más común de lo que pensamos y aunque el nombre asuste, no es para nada grave pero bastante dolorosa para nuestros hijos. Tengamos en cuenta de no llevar al jardín cuando presenten cualquiera de estos síntomas dado que el nivel de contagio es altísimo!  Si somos responsables ante estas situaciones evitamos que se propague y que nuestros hijos o los de otros la pasen mal!

0 Comentarios
  • Ay madre, que de virus y bichos andan por ahí. Yo ahora mismo ando con una úlcera en la boca que espero no contagiar a mis hijos

  • Pues yo lo tuve hace unos 3 meses… yo no tuve fiebre, pero lo pasé fatal con la boca. Todo el rato como con llagas súper dolorosas y se extendían hacia el paladar y las anginas… puff! Dichosos virus!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *