Para la semana 35,Pipita (así la llamábamos cuando estaba en la panza) seguía sin darse vuelta. Estuvo así desde la semana 29. Ya me había hecho la cabeza de que iba a cesárea de una. Por un lado me puse un poco mal porque una quiere sentir lo que es el parto natural del que tanto nos han hablado, pero la verdad después pensé que por algo las cosas se dan de cierta forma y no me iba a quedar otra que relajarme y disfrutar de lo que me quedaba del embarazo.

Con mi marido hicimos el curso pre parto, que estuvo bien interesante pero por adentro pensaba: ¿Para qué hago esto sí es obvioooo que voy a cesárea?

En el momento no le encontraba mucho sentido… pero como les decía anteriormente creo que las cosas se dan así por algo.

En mi semana 38 mi obstetra (que es una genia) me dijo: ”Fabi, hagamos una cosa: hacete una última eco como última chance para que Oli se de vuelta y si sigue todo igual el lunes 07 de Julio hacemos la cesárea, dale? ” Yo obviamente intentando ser optimista le dije que sí, A parte iba a ser mi última eco. Era muy fuerte pensarlo así. Tal cual como me lo pidió mi médica, me la hice y obviamente seguía sentadita lo más cómoda la gorda.

Fue entonces que agendamos la cesárea para el lunes 07 de julio. A partir de ese momento me relajé,sabía que a las 6:00 hs me iba a tener que levantar a desayunar, 6:30 empezaba mi ayuno y a las 10 me iba a la clínica a internar.

Todo venia bárbaro! Sólo faltaba que llegue el tan esperado día. El sábado 05 me levanté varias veces en la noche a hacer pipí (como es habitual para todas las embarazadas) hasta que a las 7:30 me tuve que levantar nuevamente, pero en ese momento salí corriendo al baño (era un pipí distinto, más apurado).Cuando llegué al baño me di cuenta que rompí bolsa!!! Pero…. no era que me iba directo a cesárea??? Yo sabía que había chances de que pasara aunque fuera a cesárea… pero en serio? Justo, justo me tocó a mí que no tenía chances de pujar y que saliera… Pero bueno, obviamente lo aprendido en el curso sirvió para algo. Lo primero que hice fue llamar a la partera y de ahí salimos corriendo a la clínica. {Atención dato muy interesante:resulta que al llegar nos enteramos que la noche anterior había sido luna llena y al igual que yo, había como 10 mujeres más esperando. Según cuenta la leyenda, cuando hay luna llena, los partos se adelantan}. En la clínica solo había 3 quirófanos, con lo cual después de que la partera chequeara cuánto tenía de dilatación tuve que esperar unas dos horitas hasta que me tocara a mí. Muy bueno!!!

Fabi y OliEn términos generales, en la cesárea estuvo todo perfecto! Le hice caso a los doctores que me dijeron que no hable ni una palabra porque iba sufrir mucho por el aire que entra a la panza (así que chicas que tengan programada cesárea y son primerizas no hablen porque duele).

Todos te pintan que la cesárea es lo peor del mundo, pero la verdad es que si haces las cosas bien vas a estar bien, obvio que la recuperación no es tan rápida como la de un parto natural, pero si tenes ayuda de tu pareja de a poquito con calma te vas a sentir mejor.

Consejos a considerar cuando llegas a tu casa con tu hijo:

  • El orden de tu casa puede esperar!!!! No te vuelvas loca por ordenar, acomodar y que todo este perfecto apenas volves a tu casa. Las cosas cambiaron, y eso implica que las prioridades también.
  • Pedi ayuda!! Es normal que estemos muy sensibles después del parto, así que no te angusties y si sentís que no podés sola.
  • Tiempo al tiempo…de a poco te vas a acomodar a tu rutina. Pero tene en cuenta que a partir del nacimiento de un hijo tu vida cambia y MUCHO!

A  veces una espera que las cosas sean súper estructuradas, nos hacemos la cabeza con algo y no vemos otras aristas que dan vueltas. Este momento me trajo otro aprendizaje, que es que todo puede pasar y que cuando pasa, es por algo. No siempre todo sale como una espera y quiere, pero lo importante siempre es encontrar lo lindo y bueno de eso, por más duro y difícil que sea. El dolor del parto lo viví y realmente duele mucho, pero no importó ni un poco al lado de lo hermoso que es tener a tu hijo en tus brazos.

Finalmente el sábado 05-07 nació mi hija, y ese mismo día créalo o no, Pipita Higuain hizo su único gol en el mundial 2014.

0 Comentarios
  • Hola. Estaba leyendo tu experiencia y si bien esta bueno que le bajes la tensión a las cesareas cuando tienen que suceder por una razón justificada te cuento que un bebé puede darse vuelta en el mismo momento del parto. Esto sería importante destacar para no desinformar, además de que es posible un parto en podálica pero existe un infimo numero de obstetras que se animan a acompañarlos.
    Lo que percibo es que igual vos te mentalizaste para cesarea y sucedió así, no dejaste una esperanza para que fuera parto natural y pasó lo que ya te habías convencido que iba a pasar.
    Además un embarazo ya se está considerando a término recién en semana 39, no 37.
    En mi opinión hay que confiar en los medicos pero no dejar de ser protagonista de nuestro parto. Si nos informamos muchas veces podemos evitar intervenciones innecesareas, tales como cesareas injustificadas o inducciones que son una cadena para provocar sufrimiento fetal y terminar en cesarea…

    • Hola Karol,gracias por tu comentario!
      Mirá… creo que estas sacando conclusiones que no son correctas. Puede ser que me haya mentalizado con la cesárea después de tener a mi hija sentada desde la semana 29, hice todo lo que estuvo a mi alcance (caminé en 4 patas por ejemplo) y lo que me dijeron los médicos para intentar a que se de vuelta.
      Por más que hubiera querido que nazca por parto natural, no hubiera sido posible porque estaba de cola. Creo que los médicos saben y justamente la mía esperó hasta el ultimo momento. Oli nació en la semana 39, así que estaba a termino…
      Además de que me hija tenia doble circular de cordón en el cuello, así que sin dudas lo mejor opción fue la cesárea.
      Entiendo que para vos, puede resultar antinatural, pero en muchos casos los bebes sufren porque la madre insiste en tener por parto natural y lo que más noto, es que entre madres, podemos presionar y hacer sentir mal a otras por no haber hecho lo que se considera “natural“.
      Si tenes ganas, escribime, contame tu experiencia y la compartimos en el blog, para que las mamás puedan tener otra visión… no todo lo que escribo en mi blog es científicamente correcto, son mis experiencias y no siempre van a ser compartidas. Estoy muy tranquila en como actuó mi médica y por como llevé adelante el momento más importante de mi vida. Es necesario entender, que todas las madres somos diferentes y respetar las decisiones tomadas por cada una sin juzgarlas.
      Me encantaría que me cuentes como fue tu o tus partos!! Escribime a [email protected]
      Un beso!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *