El otro día charlando con una mamá del jardín salió el tema de los flotadores. Se viene el verano y si bien tu hijo puede saber nadar o no tenerle miedo al agua, hasta cierta edad tiene que usar flotadores o chaleco.

Como todos mis posts surgen de alguna pregunta que me hago o me hace alguna mamá, me puse a investigar sobre este tema. Van a encontrar algunos ejemplos que encontré en internet que me parecen que son los más utilizados. Investigué que son cada uno y para que edad se recomienda. Les cuento lo que estuve investigando,  para que edad son ideales y qué tener en cuenta al momento de usarlos.

Si tienen algún otro ejemplo o recomendación sobre el tema pueden dejar sus comentarios que suma muchísimo!! 🙂

Flotadores con piecitos

 

Este modelo es el flotador con “piecitos” donde básicamente los chicos pueden poner sus pies y se mantienen sentaditos en el flotador. Lo que tiene de bueno es que el bebé no puede salir por si solo hasta cierta edad, y es recomendado para bebés que ya se mantienen sentados. Generalmente vienen con un toldito incorporado lo que ayuda de alguna manera a protegerse del sol. Este lo usé con Oli de chiquita en la pileta, nunca en el mar, así que ojo con eso!! Con Oli lo usé desde los 7 meses aproximadamente, siempre acompañado por un adulto por supuesto!
chaleco-bodyOtra opción, son Acqua Trainer, Swin Trainer o Tube Trainer, nunca vi acá en Argentina la verdad, pero si en Estados unidos y otros países. A mi parecer puede ser bastante peligroso, básicamente porque el flotador está debajo, como si fuera una malla y eso no significa que no puedan darse vuelta y meter la cabeza directo en el agua. Es aconsejable para niños más grandes.

 

bracitosLos famosos bracitos son ideales a partir de los 4 años, ya que pueden resultar peligrosos porque son fáciles de sacárselos y además, los chicos pueden darse vuelta en el agua.  Siempre hay que buscar que este sea el correcto, ya que si es muy grande se le puede salir.

 

 

Otra opción que la vi dando vueltas por ahí son las de los bracitos en conjunto con el chaleco.. Esta es una buena opción porque no hay tanto peligro de que se den vuelta solos, pero me parece que son un poco más molestos para que los chicos lo puedan usar, no es tan fácil de sacarse y si tu hijo se pone fastidioso puede ser bastante hincha para los padres.

 

 

Es importante que lo hablen con el pediatra ante cualquier duda que tengan! Siempre chequeen que los materiales estén en buen estado y por más que crean que estén bien seguros con el flotador nunca los dejen solos, sobre todo si no saben nadar.

¿Y ustedes, que experiencia tienen con flotadores, lo usan sus hijos?

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *