Escribir en el blog fue mi forma de contar muchas de mis anécdotas desde que me convertí en mamá. En mi caso el querer compartir surge de que el embarazo me produjo un cambio rotundo de mi visión hacia la concepción.. me acerqué un poco más a lo espiritual y realmente entendí que no estamos hablando de prender fuego con palitos.

Algunos momentos resultaron muy imprevisibles… los primeros meses fueron complicados, cambió mi rutina, la lactancia no salió como esperaba, me diagnosticaron una enfermedad autoinmune a los 8 meses de mi hija… en fin.. difícil. Por supuesto que mi caso no es el único, al igual que yo hay muchas que pasaron por lo mismo o situaciones aún peores.

Se acerca el día de la madre, y el otro día pensaba que es el 4to que voy a festejar de este lado, en este rol y teniendo este “trabajo.” Cada año era una nueva emoción que se sumaba a mi lista. El primero durante el embarazo, un mundo nuevo , lleno de ilusiones y dudas. El 2do, Oli tenia solo 3 meses, tenia sueño, estaba cansada, pero feliz y embobada por ver como cambiaba algo todos los días. Me divertía con sus peditos ruidosos, sus muecas y me aprendi todas las canciones infantiles. En mi 3er festejo Oli empezó a caminar, ya decía mamá, ya comía casi de todo y empecé a estar mucho más a gusto con mis tiempos.

El 16 de octubre será un nuevo festejo, ya más grande… ella y yo. Con nuestras charlas, con más horas de sueño a mi haber y menos dudas que antes, pero constantemente surgen nuevas preguntas, entre ellas: ¿ Estaré haciendo bien las cosas?

Ustedes que me leen desde mis comienzos, saben exactamente lo que intento transmitirles, desearles e inspirarles. Saben, que busco que sepan que en esos momentos, de querer tirar la toalla, o estar cansada preguntandote cuando vas a poder dormir más de 4 horas seguidas, o cuando andas extrañando tu trabajo… quiero que sepan que no están solas, que somos muchas, que a todas nos pasó y nos pasa. Que cuando miren en Instagram, Facebook, diarios o donde sea que les digan, muestren o confirmen que la maternidad perfecta existe… yo les digo: duden, no crean.

No existen madres, maternidad, experiencias, hijos o lo que sea que digan que es perfecto. La perfección en mi opinión es saber que estás haciendo lo mejor que podes en el rol que te toca. No fomentemos hijos perfectos. No existe el blanco o negro, ni lo que que te sirve a vos le va servir a otra madre. Sean su propia inspiración, orgullo y motivación. Ser madre es difícil, no para todas de la misma forma, en el mismo momento o en el mismo lugar.

Valorate. Y como digo siempre… nunca se olviden que hay un/a mini vos , mirándote, copiandote e inspirandose por, para y gracias a vos. Cuando dudes de vos misma, pensá cuales son tus ” si” de la maternidad, y todo lo hermoso que te da todos los dias. Vas a ver que se va a hacer todo mucho más fácil.

Feliz día queridas madres !! Muchas gracias por estar y leer! 🙂

 

3 Comentarios
  • Hola. Quisiera compartir mi experiencia. Este es mi primer día de la madre. Mi beba, María Luna tiene 3 meses y medio, el año pasado no sabía que estaba embarazada así que no festejamos ese día. La verdad no es fácil ser mamá. En mi caso, una cesárea de casi urgencia hizo que esas primeras horas de vida, semanas, fueran horribles. Ni cambiarla, ni alzarla sola. La lactancia terrible. A pesar de haber hecho un curso de maternidad, donde te decían, Que era a demanda, nadie, ni la doy la, supieron decirme cuanto tiempo debía estar mi bb prendida. Ella se prendió ni bien la sacaron de mi panza, pero pasaba horas y horas prendida o se dormía todo y no podía despertarla. Ni la pediatra ni otras mamás supieron orientarme. Estaba toda lastimado, use pezoneras, después ella no quería la renta sin pezonera así que era todo un lío, xq se salían, me molaba yo se molaba ella, en fin, un desastre. Como había bajado mucho de peso esa primer semana, vino la etapa de engorde con mamadera, como lloré. Era cada dos horas exactas, despertarla para que tome renta y mamadera, así pasaba una hora o más, y cuando me daba cuenta no dormía yo ni ella. Con mi marido éramos zombis. Un horror. Hasta que al mes cambiamos de pediatra y llegó el “dejenla dormir” y ahí nuestra vida fue otra. Dormiamos (ahora 8 horas) los tres y ella empezó a engordar, tanto que hoy me lleva más tiempo secarla entre los rollos que bañarla.
    Pero en el medio de todo eso, más una hemorragia, con dos días de internacionalización, un legrado, transfusiones y demás, mi marido con cáncer. Terrible. El peor puerperio del mundo. Y nadie, ni siquiera mi flia, entendió el infierno que era mi vida. No se convirtió todo en una depresión pero casi. Lloré mucho, pero mucho. Que difícil es ser mamá y nadie te lo cuenta. Que difícil el puerperio y nadie te lo dice. Más en esa situación. Hoy el hace quimio, y debido a todas sus internaciones, que merecen un capítulo aparte, xq fueron terribles para mi como mamá de una bb de apenas un mes, ella, mi beba, fue renegando de la teta y en algún momento ya no produje más leche. Como lloré. Como lloró mi alma. Y nadie lo entendió. Ni las que criaron con mamadera a sus hijos entendían mi dolor, ni las que son pro yeta entendían que mi bb un día decidió no querer mi yeta, a pesar de mi insistencia. Dolor. Mi recuerdo de esa etapa es dolor.
    Ahora empecé a disfrutar un poco más de mi bb. De sus risas, sus caras, su olor. Y así llega para mi esté primer día de la madre, sintiéndome la peor mamá del mundo, la que a veces ni su llanto puede calmar, la que no supo dar la renta, la que la dejó horas y horas siendo tan chiquita para ir a una clínica a acompañar a su papá, la que casi ni se acuerda de su primer mes de vida. Pero ella es lo único que me saca una sonrisa cada día. Ella es lo más lindo del mundo. Y es mía aunque aún no lo crea….
    Feliz día mamis!

    • Hola Sofia, gracias por compartir! 🙂
      Espero que hayas pasado un lindo día de la madre, es muy fuerte lo que contás, pero lo importante es que lo pudiste superar y dejar el dolor a un costado por más difícil que sea.
      Ahora tenes que concentrarte en estar bien, porque aunque no creamos nuestros hijos perciben como estamos y sentimos.
      Paciencia, tranquilidad que todo va salir bien.
      Te mando un beso grande y mucha fuerza!!

      • Gracias!!!! Tu respuesta llega tb un día especial. Mi cumple número 40. Lo pasé bien, lo más que pude, pero se hace difícil. Un abrazo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *