El 1 de agosto empieza la semana mundial de la lactancia materna. Como madre de una y otra en camino, blogger y muy relacionada con el mundo de la maternidad, me invitaron a varios eventos esta semana sobre la importancia de dar la teta.

Lejos estoy de creer que el alimento materno no es lo mejor que le podemos ofrecer a nuestros hijos, pero también como madre de una que tomó solo hasta los 4 meses por no querer más, y madre de otra en camino si Ds quiere, a la que no voy a poder amamantar por temas de salud, me hace pararme en un costado un poco más difícil en lo personal. Me estoy preparando mentalmente y sin dudas también en la parte física. Puede parecer fácil, pero no lo es…duele, es difícil, pero sé y estoy convencida que mis hijas necesitan una madre y si dar la teta va comprometer mi salud, no tengo nada más que pensar.

Me piden de distintas organizaciones  que promueven la lactancia materna que aliente a las madres a que le den la teta. Me hace pensar, me hace sentir…dudo que alguna madre no quiera dar la teta a su hijo. Dudo que alguna dude, de que es el mejor alimento para su bebé.

Acá tienen mi aliento, acá tienen mi promoción a la importancia de la semana de la lactancia. Pero… ¿que pasa con las que no vamos a poder dar?¿ Qué hacemos con eso? ¿ Cómo se supone que debemos sentirnos cuando hay banderas que dar la teta está bien, y dar mamadera es lo peor que podemos hacer?

La idea con esto, no es generar polémica, ni decir que está mal, todo lo contrario. Las que me vienen leyendo hace los casi 2 años de creación de De Madre a Madre , saben que para mi, la colaboración y el no juicio entre madres es fundamental para crecer en nuestros derechos.

Con Oli no tuve una lactancia fácil, Dios sabe lo que luché y me costaron esos meses. Es increíble cuando recuerdo los comentarios, y que fue uno de mis motivos para escribir en el blog. En mi post sobre mi experiencia con la lactancia, les dije y les sigo diciendo a todas las madres que se informen, que busquen ayuda si lo necesitan. Pero también, no me siento peor madre, ni que mi hija va ser diferente por no poder tomar leche materna. Pero debo decir que más de una vez escuché y leí que los bebés que no toman teta van a ser menos productivos…O en cierto punto que  somos o fuimos vagas.

Desde mi humilde lugar, desde mi experiencia, y mi forma de pensar, solo quiero aprovechar esta semana de la lactancia  y decirles a aquellas madres que si tienen la posibilidad de dar la teta lo hagan, y respeten a las muchas otras que no podemos o decidimos no hacerlo por la razón que sea.

Nadie tiene el derecho de opinar, o meterse con las decisiones de una madre, con respecto a cualquier punto sobre la crianza de sus hijos. No hay madres vagas, menos productivas o con menos ganas. Hay decisiones, contextos, historias y alcances muy diferentes. La clave está en buscar la mejor solución que podamos dentro de nuestras posibilidades.

En esta semana internacional de la lactancia materna, luchemos por más leyes que promuevan y faciliten la prolongación de la misma, sin mirar lo que hace la de al lado o juzgarnos. Por más días de licencia de maternidad con goce de sueldo, por más espacios públicos que faciliten la lactancia, por más derechos e información. Por más tratamientos de salud que permitan y sean compatibles con la lactancia. Esos son mis deseos.

Que las que puedan no duden, no teman y se informen. Para las que no. No se culpen, no se angustien y no se sientan menos mamás por eso.

Madres unidas por lo que realmente nos caracterizamos, que es: El amor hacia nuestros hijos.

3 Comentarios
  • Me encantó este post, éste es mi primer embarazo, pero tengo la misma mirada y me siento rara ya que veo que hay mujeres que por pensar que hacen lo mejor para sus hijos miran mal a aquellas que no pueden o quieren dar la teta, por el motivo que sea ,es muy feo juzgar, uno no conoce la historia del otro y nunca se puede escupir para arriba, espero que todo salga bien y poder dar la teta y comparto tus deseos de que en más lugares se facilite la lactancia, pero tmb espero que la gente sea más comprensiva con el otro.
    Te voy a seguir leyendo. Besos

  • Fabi,
    Que lindo post y que buena reflexión! Con la maternidad descubrí que me he convertido en una persona mas tolerante, pensante y mucho mas empatica que antes… quien lo hubiera dicho! Como madre primeriza que aun sigo dando de mamar (tiene 8 meses!), descubrí que este no es un camino de rosas, es una gran entrega la de dar de mamar, no solo física sino también espiritual y mental (tuve 2 mastitis con antibioticos y pude detener una tercera a tiempo… y otras delicias mas de la lactancia que no son lindas de describir). Por lo que respecto absolutamente a las madres que no pueden o no quieren hacerlo por las razones que sean, como bien decís vos.Una no es mas o menos madre por dar o no de mamar! Entiendo la promoción y publicidad que se le hace a la lactancia materna, porque realmente es un super alimento lleno de anticuerpos para nuestros hijos, pero creo que como no es fácil, es que se le hace esa promoción, y una confunde eso con que es super sencillo…
    Esta es mi mera opinión, con mi escasa experiencia de 8 meses de vida de mi pequeño retoño. Aplaudo tus deseos y espero se cumplan!! Abrazo! Clara .

    • Muchas gracias! Me alegro mucho que los compartas y aunque no te haya pasado a vos, entiendas y respetes lo que a otras si!
      Ojalá todas fueramos asi, no? Tolerantes y respetuosas sobre todo.
      Un beso!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *